codo de golfista ejercicios

Epitrocleitis y su tratamiento en fisioterapia

La epitrocleitis, también conocida como codo de golfista, es una afección que afecta la parte interna del codo. Es una forma de tendinopatía que se caracteriza por la afectación de los tendones que se unen a la prominencia ósea en el interior del codo, llamada epicóndilo medial. En este artículo te mostraremos las causas y los ejercicios a aplicar para tratar el codo de golfista.

Causas de la Epitrocleitis

La epitrocleitis se produce cuando los tendones que se insertan en el epicóndilo medial se sobrecargan o se lesionan debido a movimientos repetitivos. Esta condición es causada principalmente por el uso excesivo o repetitivo de los músculos del antebrazo y la muñeca, y aunque es común entre los golfistas, puede afectar a cualquier persona que realice actividades que impliquen movimientos repetitivos de la muñeca y el antebrazo.

Algunas de las causas comunes incluyen:

  • Deportes: Actividades como el golf, el tenis, el lanzamiento de béisbol y el levantamiento de pesas pueden contribuir al desarrollo de la epitrocleitis debido a los movimientos repetitivos de la muñeca y el antebrazo.
  • Trabajos manuales: Profesiones que requieren movimientos repetitivos de la muñeca y el antebrazo, como carpinteros, mecánicos y jardineros, también pueden ser propensas a esta afección.
  • Hobbies: Actividades recreativas que implican el uso repetitivo de la muñeca, como la pintura, el bordado y tocar instrumentos musicales, también pueden aumentar el riesgo de epitrocleitis.

Síntomas de la Epitrocleitis

Los síntomas de la epitrocleitis pueden variar en intensidad, pero comúnmente incluyen:

  • Dolor y sensibilidad en la parte interna del codo.
  • Dolor que se irradia desde el interior del codo hacia el antebrazo y la muñeca.
  • Debilidad en la muñeca y el antebrazo.
  • Rigidez en el codo.
  • Sensación de ardor o dolor al mover la muñeca o el antebrazo.

El dolor generalmente se agrava al realizar movimientos que implican el uso de los músculos afectados, como levantar objetos, agarrar o girar la muñeca.

Diagnóstico de la Epitrocleitis

El diagnóstico de la epitrocleitis se basa en una combinación de historia clínica, examen físico y, en algunos casos, estudios de imagen. Durante el examen físico, el fisioterapeuta evalúa sensibilidad en la parte interna del codo y puede pedirle al paciente que realice ciertos movimientos para ver si provocan dolor.

Además, la ecografía es una herramienta de gran calidad que puede ayudarnos al diagnóstico por imagen, aportando calidad a nuestro diagnóstico.

Tratamiento en fisioterapia

La fisioterapia desempeña un papel crucial en el tratamiento de la epitrocleitis. El objetivo principal es reducir el dolor, mejorar la función y prevenir futuras lesiones. A continuación, se describen las intervenciones más comunes utilizadas en fisioterapia para tratar la epitrocleitis:

1. Educación del paciente

Es fundamental que los pacientes comprendan la naturaleza de su lesión y la importancia de modificar las actividades que pueden estar contribuyendo a su problema. La educación incluye:

  • Técnicas de ergonomía: Ajustar la forma en que se realizan las actividades diarias para reducir la carga en el codo.
  • Modificación de la actividad: Limitar o modificar las actividades que agravan el dolor, como movimientos repetitivos de la muñeca y el antebrazo.

2. Terapia manual 

La terapia manual incluye diversas técnicas para aliviar el dolor y mejorar la movilidad:

  • Masaje de los tejidos blandos: Ayuda a reducir la tensión y mejorar la circulación en los músculos y tendones afectados.
  • Movilización articular: Técnicas que buscan mejorar la movilidad y reducir la rigidez en el codo.

3. Ejercicios terapéuticos
El ejercicio es un componente esencial del tratamiento del codo de golfista. Los ejercicios específicos pueden ayudar a mejorar la función y calidad de los tejidos afectados por esta patología.

4. Otros tratamientos

  • Electrólisis: El objetivo de esta técnica es promover la regeneración del tejido dañado mediante la destrucción controlada de las células degeneradas y la estimulación del proceso de curación natural del cuerpo. Con la aplicación de esta técnica conseguimos mejorar el dolor, la función y la calidad del tejido mediante la bioestimulación del tejido dañado. Además de todo esto, la electrólisis es una técnica mínimamente invasiva y focalizada en el tejido dañado, siendo una de las terapias de elección para el tratamiento de las tendinopatías.

5. Vendaje
El uso de vendajes puede ayudar a reducir la carga en los tendones y proporcionar alivio del dolor. Así pues, pueden aplicar vendajes específicos para estabilizar el codo y permitir la cicatrización adecuada.

6. Progresión y retorno a la actividad
Es importante que los pacientes progresen gradualmente en sus actividades para evitar recaídas. Diseñar programas específicos para el retorno seguro a las actividades deportivas o laborales, es una labor fundamental a realizar por parte del fisioterapeuta, asegurándose de que el paciente recupere su función completa sin dolor.

Prevención de la Epitrocleitis

La prevención de la epitrocleitis implica adoptar medidas para evitar el uso excesivo y repetitivo de los músculos y tendones del antebrazo. Algunas estrategias incluyen:

  • Calentamiento adecuado: Antes de realizar actividades físicas, realizar un calentamiento adecuado para preparar los músculos y tendones.
  • Técnica adecuada: Aprender y practicar técnicas correctas en deportes y actividades laborales para reducir la tensión en el codo.
  • Descanso adecuado: Permitir que los músculos y tendones descansen adecuadamente entre sesiones de actividad para prevenir el sobreúso.

Conclusión

La epitrocleitis es una afección dolorosa que puede afectar significativamente la calidad de vida de quienes la padecen. Sin embargo, con un diagnóstico adecuado y un tratamiento integral en fisioterapia, es posible aliviar el dolor, mejorar la función y prevenir futuras lesiones.

La combinación de educación, terapia manual, ejercicios terapéuticos y electroterapia puede ofrecer un enfoque completo para la rehabilitación del codo de golfista. Además, adoptar medidas preventivas puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar esta afección en el futuro. En Gravity somos especialistas en el diagnóstico y tratamiento de todo tipo de afecciones. Si experimentas síntomas de epitrocleitis, no dudes en visitarnos y estudiaremos tu caso.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *